noviembre-diciembre 2017, AÑO XI, Nº 64

logo.png

Editora

Ana Porrúa

Consejo editor

Osvaldo Aguirre  /  Irina Garbatzky
Matías Moscardi  /  Carlos Ríos
Alfonso Mallo

Columnistas

Paulo Ricci
/  Ezequiel Alemian

Nora Avaro
/  Juan José Becerra

Gustavo Bombini
/  Miguel Dalmaroni

Yanko González
/  Alfonso Mallo

Marcelo Díaz
/  Jorge Wolff

Aníbal Cristobo
/  Carlos Ríos

Rafael Arce
/  Ana Porrúa

Antonio Carlos Santos
/  Mario Ortiz

José Miccio
/  Adriana Astutti

Esteban López Brusa
/  Osvaldo Aguirre

Federico Leguizamón
/  David Wapner

Julio Schvartzman

Colaboran en este número

Matías Moscardi
/  Nora Avaro

Carlos Ríos
/  José Miccio

Marcela Zanin
/  Ulises Cremonte

Flavia Garione
/  Cristian J. Molina

Federico Leguizamón
/  Rodrigo Montenegro

Juan L. Delaygue
/  Juan Ariel Gómez

Luciana Sastre
/  Sebastián Bianchi

Sergio Raimondi
/  José Fraguas

Guadalupe Silva
/  Emilio Jurado Naón

Analía Capdevila
/  Lisandro Parodi

Camila Pastorini Vaisman
/  Ariel Gurevich

Luis Chitarroni

Curador de Galerías

Daniel García

Diseño

Federico Leguizamón

Salgo a caminar
Inti llama

Presentando nuevo material.

Me imagino viviendo como comunidad, en donde la materia circula entre sus miembros y en donde al final se vive en una hermandad. Una ciudad construida sobre piedras, que funciona. ¿Cuál es el nombre que se le puede dar a la libertad individual, a la utopía de vivir en esa libertad e igualdad entre las personas de una comunidad?

La belleza, antes y ahora, el tiempo, un destino, esa repetición que angustia, es la vida que toca; este tiempo en el mundo en el que nos tocó vivir y que debes retratar, en esta vida, en este mundo, si quieres, puedes.

 

Estamos despiertos, cuidado, no dormidos. 

Siempre me imagino que en algún momento estos cerros se levantan; puedo ver sus piernas, sus ojos, su tamaño en forma vertical. Parece un cuadro, escuchó decir. El hombre no puede reproducir a la naturaleza. Acá la expresión es comunitaria, queriendo mejorar el mundo.

 

1976, 1990, 2017

Estoy sentado en una plaza.

Me gusta ver a los viajeros: futuros artistas, modernos, chicos que por las noches cantan la Murguita del sur. Hombres y mujeres disfrutando del sol y los colores.

Los pueblos ancestrales, viajero, te esperan.

Una historia escrita con vida, olvidada en la memoria de la droga. Y el vacío, la violencia, así, común, esto sí que es Argentina, seres humanos localizados ahí. Tradición, tierra y materia mágica. El último tuerto murió solo. Silencio y olvido.

 

La obra abre paso al artista, dice la frase de Dante. Canto folklórico, romántico urbano, borgeano latinoamericano. Estar lejos de una lengua natal es perder algo físico, y por esa decisión vale; ¿o no salir de un lugar en toda la existencia es la posta?

 

Lecturas configuran un cerebro destrozado. 

Me adentro en un libro. Busco algo joven, retrato de una época, que diga, yo estuve aquí, fui testigo de un momento histórico, para recordarnos a nosotros algo que pasó, recordando lo visto, lo que ahora me cruzo. Una poesía profunda, narrativas lejanas, del desierto.

Escribir: el acto de llevar la palabra mental al papel o a un formato visual, hecho para la lectura y la posible re lectura o repetición en voz alta, auditiva. Usted, deje de ser fragmentos, líneas, cuadernos, notas. 

Caminar: cierta tendencia a la belleza, armónico mover del cuerpo, huesos, intestinos, sangre, espíritu que nos moviliza; el peso de la materia, la mochila, la ropa para pasar la noche.

Risa: explosión que oxigena en toda extensión. Venían montón en versos, perdidxs, antes de despertar.

 

Los de la zona estamos equivocados. Como dice el Indio Solari, nadie quiere volver a ser como antes, no. Vuelven al ataque. Hay personas, espíritus, que alimentan la lucha y la resistencia. Sin trabajo, golpe del destino, caricia de dios. Sangre de exiliado

Pueblo lejano: un grupo de humanos que no puede aceptarse, es más fácil vivir en un presente de destrucción, destrucción del presente. Burroughs: “en Bogotá son muy elegantes,” leo mientras veo a un niño limpiándose los zapatos.

Cicatrices: lo nuevo en el cuerpo. 

 

Cuando las cosas pasan, vienen formas, palabras, forma que vive y de presente pasa a futuro, pasado escrito que es nuestra vida. 

Si todo es así, entonces, así estamos. Una vida, vivir, dolor, amor. Locura, lejana, soledad.

¿Cómo se forma el poeta, el que cambia las cosas, exiliado del elixir, marginal de dónde?

Al volver sentí los poderes de la lengua.

 

 

(Actualización noviembre 2017 – febrero 2018/ BazarAmericano)




9 de julio 5769 - Mar del Plata - Buenos Aires
ISSN 2314-1646